¿Qué es ASNEF?

¿Qué es ASNEF?

Guía Financiera

Los movimientos financieros, ya sean a través de instituciones públicas, privadas o de personas jurídicas tienen en el crédito la base para su desarrollo. Ese es el fundamento que genera confianza, una confianza crediticia que se apoya en la manera en que respondamos a las obligaciones de pago adquiridas, la responsabilidad y puntualidad con nuestros deberes de reembolso. Si no honramos nuestras deudas, si somos impuntuales en el pago de los préstamos contraídos con la banca, pasaremos a tener un perfil de morosidad que quedará registrado por mucho tiempo, afectando la posibilidad de contraer nuevos créditos, bloqueando toda opción de financiación (al menos por la vía tradicional, si bien existen préstamos con ASNEF como veremos después) para nuevos proyectos o de resolver las necesidades económicas que, a futuro, puedan presentarse. 

En España existe una asociación que, desde 1957, compila información proveniente de entidades financieras, administración pública, asociaciones europeas y usuarios de productos financieros. Se le conoce por las siglas ASNEF (Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito), en ella está la historia crediticia de todos los españoles que han utilizado las entidades financieras formales para procesar y obtener préstamos. Sus siglas dan nombre también a su web: asnef.com

Las finalidades de ASNEF

Esta asociación de entidades financieras se plantea varios objetivos que ellos resumen en las siguientes proposiciones:

  •         Reunir a todas las compañías que en el espacio financiero español operan en este sentido y asumir su representación frente a las autoridades y demás corporaciones del sector.
  •         Velar por  los intereses de las corporaciones asociadas tratando de establecer un clima de solidaridad entre ellas para generar iniciativas de desarrollo en las mismas.
  •         Colaborar para optimizar la actividad de crédito en España, creando informes, dictámenes, estadísticas, etc., a los que sus asociados tendrán acceso.
  •         Promover estudios y asesorías a sus asociados para mejorar lo relativo a su responsabilidad.
  •         Asistir en materia laboral e, incluso, representar a los asociados en negociaciones.

Pero ASNEF tiene una papel clave en lo que puede tocar de cerca al ciudadano de a pie. Y es que ASNEF produce un fichero automatizado de información a la disposición de sus instituciones asociadas, el cual recaba información a nivel nacional con estadísticas sobre incumplimiento de los usuarios con los contratos de préstamos con cualquier entidad financiera.

El fichero de ASNEF

Cuando incurres en impagos, cuando no atiendes tus deudas, es muy probable que pases a formar parte de este fichero de morosidad que impactará negativamente en tus aspiraciones crediticias futuras. ¿Por qué ocurre esto? Simplemente porque la banca o cualquier entidad financiera al solicitar un préstamo, estudiarán el estado de morosidad que posees mediante la consulta del fichero de ASNEF, considerado un standard. En caso de que estés presente en el mismo, automáticamente tu solicitud de préstamo no procederá, y se denegará.

Es bueno aclarar que no solo las deudas con la banca te llevan a figurar en el fichero: si tienes impagos con Hacienda, con empresas o incluso las deudas de telefonía, son razón suficiente para que se te incluya en él, y tristemente, no existe un límite mínimo, por baja que sea tu deuda, es más que probable que acaben incluyéndote. Para proteger la privacidad del público y de cualquier organismo empresarial estos ficheros no tienen acceso abierto, solo los pueden consultar las instituciones financieras adscritas a ASNEF.

¿Qué puedes hacer en caso de aparecer en ese fichero?

Tienes el derecho a ser notificado cuando se te incluye en el listado de morosidad de ASNEF, y se establece un lapso de 30 días para tal aviso. Una vez notificado, lo mejor es hacer lo posible para desaparecer del mismo, siendo lo ideal pagar la deuda y entrar en contacto con ASNEF para que te excluyan de sus estadísticas. 

Las otras dos posibilidades son algo menos prácticas: una consiste en esperar seis años para que borren nuestros datos del listado y la otra implica apelar a la Ley de segunda oportunidad que te elimina todas las deudas, pero te obliga a vender las pertenencias a tu nombre.

Si aún así pretendes conseguir financiación para tus proyectos, existen plataformas digitales que pueden ofrecerte mecanismos para superar esta situación. En FinGuru podrás hallar la orientación adecuada junto a la información necesaria para encontrar el crédito que mejor se amolde a tus condiciones.

Leave a Comment